viernes, diciembre 07, 2007

eres amor. la noche anterior @ pasaguero- Ratatat.


Sara.

una chica que bailaba bellydance enfrente de nosotros, mientras miembros de Raratat se desnucaban la cabeza haciendo acordes en la guitarra.
Bailaba la mujer, pero no era actuada, era realmente natural con sus movimientos, gestos y la exhaustiva felicidad que irradiaba.
Cruzamos miradas, entonces ella se me acercó, me miró fijamente de nuevo y me enseñó la palma de su mano dirigiéndola hacia mi frente. Me dejé sonriéndole... tocó con su palma y mojó mi frente. Volteó hacia otros lados enseguida, hacia otra gente y seguía tocándolos con agua, palpando el pecho de chicas y la frente de otros chicos. Después volvió y me pregutó como dijiste que te llamas? (acento español): Ana
Ana yo soy Sara...AnaSara!- gritó como si hubiera encontrado algo.
(reímos)
Deja te digo algo...-me miraba a los ojos como una niña de 5 años- me dejas?- Sí por supuesto- le dije y me emocioné como si realmente esperara una gran sorpresa.
Comenzó a tocarme desde el cuello con las dos manos, por encima de mi ropa, bajaba palpándo mi torso, el pecho, los senos, el vientre...- aquí, aquí hay algo... aquí, huele... es amor, es amor sí,...es amor!- cada que lo repetía lo confirmaba así misma emocionada. Entonces metió su mano abajo de mi blusa, seguía palpando por mi vientre, y reía, y tocaba desesperada; como cualquiera lo hace súpitamente cuando está en la búsqueda de algo , sin ser tosco, aprensivo. Natural. Como una búsqueda con el ansia de encontrar algo sumamente extraordinario- eres amor!, linda!...traes amor en ti, lo huelo, das amor!...(reímos) felices como niñas que no paran de reír, porque habían encontrado algo sagrado.
Lo que se encuentra es sagrado, eso lo practicábamos todos de niños. Nos encantaba, lo tocábamos, lo veíamos con maravillosidad. Así el momento...

eres española
...- sí y estoy avergonzada de serlo, se me cae la cara de vergüenza al reconocer que soy de mi país- Me lo dijo determinante. -no digas eso...España es un país que a mí me dejó mucho- Pues mira, para que lo sepas, yo dejo mi corazón en México porque México para mi lo es todo, después de lo que les hicimos hace siglos y siglos atrás. Yo vine a pedir perdón a esta tierra, que destruyeron mis ancestros, que atentaron contra la vida de tus seres- hacía mucho que no escuchaba y miraba a alguien sentirse tan convincente en cada una de sus palabras que expresaron el pesar que decidió cargar. Su mirada me dijo todo, pero su empatía fue algo destellante y natural.

vibra auténtica, de esa, de la gratis en una noche de concierto en esta ciudad.






1 comentario:

ciudad somnolienta dijo...

ese pasaguero es eso...

disfruta la ciudad