jueves, febrero 26, 2009

...o las largas conversaciones o las pláticas con idiotas.

aprendes exponencialmente, cada vez más y más. hasta que llegas a un tope en el que dices que las cosas no tienen sentido. Pero justo, cuando has llegado a ese punto, sin quererlo, es ahí donde todo comienza.
Tiene sentido.

1 comentario:

Txus dijo...

Ja!....!



Saludos Ana D.Cardona.


www.ciudadsomnolienta.blogspot.com