viernes, junio 08, 2007

IMPRESIONES EN EL ÁNIMO.
"Las cicatrices marcan la piel,
las impresiones en el ánimo son huellas invisibles que se sienten, se recuerdan y nos determinan".

De lo mejor que he visto en mucho tiempo, pero mucho tiempo (sobre todo en México) en artes escénicas. Conjugar en el escenario, teatro, danza, música, visuales, poesía...qué delicia cuando presencias que fue bien logrado, nada de ensayos, nada de experimentación. Es lo que és y punto. " A lo largo de 9 escenas se exponen algunas cicatrices y situaciones determinantes en la vida del ser humano".

Esta noche fue su estreno en la sala Miguel Covarrubias del CCU, ahí donde todo mundo respeta que no se puede entrar con bebidas, ni alimentos, ni fumar en su interior. Qué boniiito.
Al Luis y a mi nos sacaron de la fila, (de por sí ya eramos de los últimos), nos dijeron que nos llevarían por otro lugar. Cuando llegamos con el grupo de gente que tenían apartado de la laaarga fila, todos nos volteabamos a ver preguntándonos con las miradas : y porqué a nosotros?... La gente de la unam o que asiste a la unam suele ser más outdoorsy que la mayoría de los chilangos que te encuentras en las calles del DieF.

Comenzó la grilla: qué nos van a hacer?...no vamos ser parte del elenco verdad?...vamos a verle las piernas a las bailarinas?...ya me dio miedo...(dijo luis). Le di un codazo con la ansiedad de estar a punto de recibir una sorpresa.

Me encantan las sorpresas...Me encanta que me saquen de la fila...Me encanta que me aparten con un grupo poco numeroso...Me encanta que nos miren con cara de : pobres babosos, ya les tocó hasta atrás por dejados...


Nos metieron por la parte de atrás y volvimos a parecer un grupo de turistas perdidos con altas espectativas de lo que fuera a ocurrir. Luis mientras saludaba a los tramoyeros, a la señora de la limpieza que estaba parada a lado del altar de la virgen. Yo observaba el espacio, parecían puertas de hospital las de ahí adentro, con esas luces neon que cagan el palo a la vista cuando vienes de una sala con otro tipo de luz. Después vi otras puertas de las de hospital y oscuridad..luces...cuerdas...señores con micrófonos y walkietalkies... (a huevo!, de aquí soy, dije). Nos metieron por tramoyas, no sé por qué...nos dieron indicaciones que cuando iniciaran las chicas, nosotros cruzaramos saliendo por centro derecho del escenario hacia el centro centro y terminaramos saliendo por el centro derecho para bajar y tomar nuestros asientos... (la verdad es que estas partes del escenario las aprendí en mi taller, por eso sé decirlo así...y no no estoy presumiendo).


Todos los momentos son exquisitos, te ríes tanto, exponen un humor negro bieeen bien fino. Música estimulante con ritmos jocosos y muy elegantes, pianos, cuerdas, chillidos...espasmos. Movimiento de cuerpos femeninos encantadores, las miradas de las actrices, lo mejor. Maricela...Fab me acordé mucho de ti, pero mucho.

Para mí el momento más memorable, cuando Maricela cuenta la historia del mosquito, la historia que todos hemos sufrido alguna vez: el pinchi mosco que nunca nos deja dormir con su zumbido, que no podemos matar porque parece más audaz que uno y al final. Entre jodida, asfixiada, desesperada, desvelada..."se cae una repisa que tienes arriba de la cabecera de tu cama, se caen sobre ti: cuadernos, libros, medicinas, cajitas, documentos...y recuerdos. Te bajas de la cama, empiezas a llorar, empiezas a respirar, te abrazas las piernas y el mosco en tu rodilla, los dos se quedan mirando...un manotazo y por fin, muere."



www.impresionesenelanimo.com







2 comentarios:

carol dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
carol dijo...

Ay la mari peñalosa es lo más!, y el Luis lo más de lo más! jaja