domingo, noviembre 04, 2007

no puedo evitar decir que fue como un sueño.





la cara que te muestra la ciudad del Di.eF cuando la recorres en bicicleta es unique! y acompañada por alguien conocedor es mejor aún.

Todo va siendo polaroid, los ruidos, los colores, la gente, el viento, las paradas, no hay itinerario, solo paradas continuas a donde nuestros impulsos nos vayan llevando, lo que te puedes gastar en un arranque al entrar en una tienda galería de libros en la condesa, es inconciente y mero impulsivo-
como las multitudes que se conforman en minutos en un punto determinado en el centro-centro. Desnudos protestantes de los 400 pueblos, que quieren sus tierras de vuelta y traen la fotografía del diputado que intervino en eso, justo en las bolas...y bailan, y tocan un tambor, se exhiben enfrente del palacio de BellasArtes, (ooh qué elegancia la de Francia), bueeh...

No, realmente no te salvas de que te quieran echar el carro encima o de que un taxista te miente la madre por la intempestiva que traes de cruzar la calle con tu bicla. La lucha de la urbe: o él o tú, quien primero?.

Pero todo es bonito, todo va siendo como si lo estuvieras viendo sentada, (siéntate y ve la peli) así es como se siente un ruta de bici por la ciudad.

(sentada viendo la peli, con libertad, con aire y sin tiempos estandarizados) corre el visual, corre y corre hasta que tu decidas detenerlo. La azúcar de una malteada de vainilla con cacahuate en el Barracuda, ayuda al still placentero de minutos para sentar la cabeza e ir digiriendo lo de la ruta...
Eso fue un viernes.

El sábado, recorrido por universidad, CU y MUCA, de nuevo los desnudos ahora con argumento de arte: Spencer Tunick y la documentación de su obra performática en el zócalo de la ciudad, los miles desnudos de mexicanos...Y no es que buscáramos ver estas cosas, es que se dieron realmente (risas) al final fue estar realmente en una levedad tan obseleta de cosas, innecesarias, por primera vez creo que durante tantas horas mi celular duró totalmente en un tercer plano de mi atención o quinto o décimo...
qué bien, se sintió tan rico. comer tanto dulce para tantas horas en las cuales, no hubo nada más importante que observar, sentir y oler, todo lo posible, todo lo que permites que vaya corriendo a tu paso.

nice trip in bici por Di.eF with the boy.


2 comentarios:

ciudad somnolienta dijo...

que suave se escucha todo eso...

tal vez si haya sido suenio...
un muy lejano tal vez, quiza...

pero si fue uno, en estos momentos escribo desde un cuarto dentro del mismo suenio defectuoso...

T.

Ana dCardona dijo...

tish!
besorros...cómo va el casting?
dejé tu flyer en mi maispeis pegado tooodo el mes, te han llamado?

ven pinchi guero.